Características que debes buscar en una máquina de palomitas

Si ya te has decidido a tener tu propia máquina de palomitas en casa, ahora toca analizar qué características debe de tener para adaptarse a nuestros gustos y necesidades. Lo cierto es que las palomitas de maíz siempre son un buen acompañamiento, ya estemos solos o en familia, viendo una película, jugando con nuestros hijos o amigos o , simplemente, pasando un buen rato. Nos encantan saladas o con un puntito dulce. Como aperitivo o formando parte de una sabrosa merienda.

Además, las palomitas de maíz son un alimento saludable. No te lo vas a creer pero, una taza de palomitas sólo tiene 30 calorías y son muy ricas en fibras. Para tu información las patatas fritas quintuplican su aporte calórico y son muy poco saludables.

Por otro lado, si te decides a hacerlas tu mismo, obtendrás una mejor textura que si las haces en el microondas y podrás controlar la cantidad de aceite, mantequilla, sal y otros condimentos que quieras añadirle. En el mercado encontrarás multitud de marcas y modelos y un abanico muy amplio de precios. Es decir, si quieres tener en casa tu propia máquina de palomitas, no tienes excusa. La puedes conseguir desde unos 20 euros y con muchas prestaciones y capacidades diferentes.

Las primeras máquinas de palomitas se comercializaron en los años 70 y, desde entonces, no han hecho más que mejorar y ampliar su gama y características. La tecnología hace que los modelos sean cada vez más modernos y parecidos a las máquinas profesionales, esas que vemos en las salas de cine, en las ferias y en las fiestas de pueblo. Esas que desprenden un olor maravilloso que te invade y te seduce. Pues eso mismo, a pequeña escala, puedes tenerlo en casa para hacer las delicias de pequeños y adultos. De hecho, es un alimento muy recomendable para tomar de vez en cuando ya que, además del alto contenido en fibra al que antes nos referíamos, tienen mas hierro que otros alimentos como por ejemplo, el huevo.

Si te decides a adquirir una máquina de palomitas casera, fíjate en que te garantice un buen funcionamiento. Es decir, qué cantidad de palomitas puede producir, que proporción de granos de maíz quedan sin estallar o si genera muchas palomitas quemadas. Todas estas cosas son importantes porque marcan el rendimiento del aparato. Otro aspecto importante, es que la máquina y sus utensilios sean fáciles de limpiar. De lo contrario, te dará pereza gastarla y acabará guardada dentro de un armario. Si puedes elegir, escoge un modelo cuyas piezas se puedan separar del motor e introducir en el lavaplatos.

Más cosas: si te importa que el producto sea lo más sano posible, opta por las que fabrican palomitas con aire caliente y que no requieren aceite ni mantequilla. Por ello, ordena los criterios según la importancia que tú mismo le des y eso te ayudará a decidirte por un modelo o por otro. También te aconsejamos que tenga botón de encendido y apagado para evitar calentamientos innecesarios. Muy recomendable es también que el cable que lo conecta con la red no sea demasiado largo para evitar accidentes. Por cierto muchos modelos incluyen un medidor para saber la cantidad exacta de granos de maíz que debemos utilizar en cada tanda o en función de los comensales. Y, si quieres rizar el rizo, pide que lleve un recetario con sugerencias para mejorar o innovar en la elaboración de palomitas de maíz.

Por último, exige que el aparato tenga un periodo de garantía. Puede oscilar entre uno y tres años. Y debe incluir, además, un contacto directo con el fabricante en forma de email o teléfono. Estas son las principales pautas que debes seguir cuando vayas a comprar tu propia máquina de palomitas. Por lo demás, sólo te queda disfrutarlo!

Leave a Reply